ACERBIS, Cuidemos nuestras MOTOS de OFFROAD

Acerbis conoce la importancia de los plásticos y otros detalles de nuestras motos que, si se lavan y se cuidan a menudo, no sólo son más bonitos sino también más brillantes y duraderos. Aprovechemos este período de inactividad: ahora es el momento de bajar al garaje y dedicarnos a su cuidado y mantenimiento. Descubrimos algunas intervenciones básicas y algunos trucos para limpiarlos, incluso después de un intenso día de Motocross o Enduro.

La limpieza de la moto es sin duda alguna parte de la rutina de mantenimiento. Sin embargo, lamentablemente, incluso entre quienes practican habitualmente el off-road, esta actividad suele subestimarse, tal vez por falta de tiempo. En estos días de cuarentena, tenemos más tiempo disponible y podemos usarlo para preparar nuestras motos para la primera salida real de la temporada. El primer consejo que queremos dar es el de limpiar la moto también al final del día, en las áreas dedicadas a ello que hay en casi todas las pistas de cross o en el lavado de coches más cercano en caso de una salida de Enduro. Este buen hábito garantizará que se ensucie menos durante el transporte, sin entrar en que también la furgoneta se mantendrá más limpia.

Muy a menudo es el cansancio al final del día lo que nos frena, pero es ciertamente aconsejable tomar medidas para eliminar la suciedad inmediatamente. La misma operación, después de horas o días, podría suponer mucho más tiempo y esfuerzo. El lavado de la moto también permitirá extender la vida de todos los componentes porque se deteriorarán menos y con ello la moto tendrá un rendimiento excelente.

Acerbis recomienda:

– lavar y secar la moto inmediatamente después de cada uso.

– sólo la limpieza del filtro y el engrasado de los componentes de la transmisión secundaria pueden posponerse para los días siguientes

Pero procedamos con orden y tratemos de entender cómo lavar nuestra moto y también descubrir algunos pequeños trucos.

Antes de empezar, necesitarás dos artículos y dos productos. Una tapón para el terminal 2/4 Stroke End Cap (https://www.acerbis.com/motorsport/it/prodotto/plastiche/accessori/0009601 ), la cubierta del filtro Uniko  Filter Cover(https://www.acerbis.com/motorsport/it/prodotto/plastiche/accessori/0011585 )  y  dos productos de limpieza: uno neutro para lavar las partes altas de la moto (plásticos, sillín,

bastidor, manillar) y otro para limpiar la grasa y la suciedad más resistente. Te aconsejamos que se aplique sólo en los lugares en los que notes una acumulación de aceite o suciedad como la cadena, la corona, el piñón o bajo el motor. Utiliza un producto específico para el lavado de la cadena/motor.

Lo mejor, antes de empezar, sería quitar el sillín también para poder hacer una limpieza más profunda. Esto también te permitirá, si está equipado con la cubierta de la caja del filtro, llevar el chorro de agua también al interior de la caja de aire para eliminar la arena o la tierra/barro que suele haber en el interior. Una vez que el terminal esté conectado, estás listo para golpear la moto con la fuerza del chorro de agua. Si no tienes una manguera de alta presión, una manguera normal también puede ir bien, aunque es casi seguro que tendrá que repetirse la operación después, con un chorro más potente, para poder decir que se ha hecho un buen trabajo.

SEGUIR UN MÉTODO DE TRABAJO

Nuestro consejo es empezar a lavar los dos lados de la moto dirigiendo el chorro de arriba a abajo. Es aconsejable empezar por el guardabarros trasero, el depósito, el manillar, el guardabarros delantero y luego bajar. Si has decidido retirar el sillín, apóyalo verticalmente en una pared: dirigiendo el chorro hacia arriba y hacia abajo te asegurarás de limpiarla bien y el agua, que de otra manera se estancaría entre el sillín y el posible soporte, escurrirá bien. Para los que montan nuestro X-Seat o X-Seat Air, les recordamos que es el único sillín del mundo que también se puede lavar con la limpiadora de vapor gracias a su tecnología de construcción y a los materiales utilizados.

Si tienes suficiente espacio, te aconsejamos que eches la moto al suelo, para que así la zona de la biela de suspensión (si está presente), el basculante, el paramotor y el interior de los guardabarros también puedan limpiarse bien.

Como decíamos para la limpieza de los plásticos, el sillín y el depósito, es útil usar un producto específico para el lavado de la moto. También son válidos los diseñados para la limpieza de bicis de montaña o de carreras. Hay muchos de ellos en el mercado diseñados para no atacar el carbono: ¡perfecto! Así estaréis seguros de no usar un producto demasiado agresivo para los adhesivos o plásticos. Definitivamente no se deben usar productos desengrasantes o indicados para acero inoxidable y acero: se correría el riesgo de dañar los componentes de la moto.

Una vez terminado el trabajo de limpieza general, concéntrate en las partes con mayor acumulación de aceite y suciedad, que suelen encontrarse en la transmisión secundaria, el motor y debajo del motor. Si es necesario, podemos cambiar a un producto limpiador específico para cadena o motor.

Ya casi has terminado. Antes de volver a montar el sillín y el filtro, sería aconsejable secarlo todo con un buen chorro de aire. Necesitas un compresor con una pistola de aire, pero si no tienes, también puedes usar una para inflar. Seca bien los controles eléctricos del manillar, los pasacables, las juntas, las bielas, los cubos, los reposapiés y las palancas.

Si no tienes la posibilidad de tener un compresor, incluso una pequeña bombona de aire comprimido, como la que elimina el polvo de las impresoras, ordenadores y mecanismos de precisión, puede ayudar, al menos para quitar el agua de los controles eléctricos.

Después de secarlo todo, sería útil rociar un producto tipo WD40 o un spray con base de silicona en las juntas y controles para evitar la formación de óxido y proteger los materiales. No olvides engrasar la cadena con un lubricante especial para cadenas y dejar que actúe de manera que el disolvente de la grasa se evapore, haciendo que actúe sobre la cadena.

Recuerda, sin embargo, que todavía tenemos el filtro desmontado. Podemos volver a montarlo si no tenemos tiempo, pero una vez en casa tendremos que acordarnos de lavarlo y aceitarlo.

Antes de cargar la moto y volver a casa, déjala encendida unos minutos para que el agua de los colectores y del motor se evapore.

Si quieres pasar al nivel de obra de arte, invierte unos diez euros en un producto de pulido y protección para plásticos. Te aconsejamos rociarlo también dentro de los guardabarros para crear una especie de «película separadora» y evitar que se adhiera barro y tierra en la primera salida.

Sin embargo, evita rociarlo en el sillín, que se pondría resbaladizo. En cualquier caso, siempre es mejor esparcir cada producto en un trapo y luego pasarlo a la moto en vez de aplicarlo directamente.

 

Buen trabajo.